• 54 379 154 650814
  • bambalinasproducciones@hotmail.com

UN CUENTO DE AMOR – Año 2006

Las integrantes de esta troupe tienen entre 3 y 5 años. Movilizadas por el juego teatral fueron descubriendo las posibilidades de expresión de su cuerpo, el trabajo con el otro, el juego organizado, el canto y el uso del espacio.

Un cuento de amor brindó al deleitado público una visión de sus primeras experiencias en el escenario.

Entre bailes, canciones, sonrisas y gestos nos contaron la siguiente historia:

Esta es la historia de unas hadas que vivían en un rincón del cielo, en una enorme nube de algodón.

Todas las noches su mamá las despertaba de su encantado sueño con un toque de su varita mágica, y cada una de ellas despertaba muy contenta ya que comenzaba una nueva labor en la tierra.

¿Saben’ Estas hadas tan especiales eran como madrinas mágicas. estaba el hada Camila, que era todo sonrisa. El hada Natacha, que era un hada muy coqueta. El hada Paula, un hada todo corazón. El hada nazarena, a quien le encantaba bailas todo el tiempo. El hada Virginia, con una mirada tan dulce. El hada Isabella era la más pequeña de todas. El hada Pilar, la más cariñosa. Joaquina, una hada tan tierna! Y por último, el hada Inés, una hada llena de alegría.

Su mamá sacaba del cofre mágico las varitas que entregaba a cada una de ellas. Una vez que tenían sus varitas, corrían su nube viajera para cumplir su tarea, que era ir a regalar un montón de sentimientos: felicidad, paz, amor, ternura, valentía, a todos los niños a todos los niños que en sus casa dormían un dulce sueño.

Volvían muy alegres de tanta labor. Guardaban sus varitas en el confre encantado y comenzaban a jugar.

Jugaban a la tristeza, a la alegrías, al llanto, a bailar, a la mancha, a correr hasta cansarse!

Se despedían de su mamá y regresaban a su nube de algodón, para esperar otra noche de dulce trabajo.

Esta es la historia de las hadas de los sentimientos. Cuando quieran que ellos los visiten antes de cerrar los ojos al ir a dormir, solo deséenlo. seguro que en sus sueños se presentarán regalándoles esos sentimientos bellos que Dios nos dio.

Usted debe haber Ingresado para escribir un comentario